• Tratamiento cura plasma (Factores de Crecimiento)

    Importancia del Diagnóstico Diferencial en las Úlceras de la Extremidad Inferior

    Las ulceras vasculares de las extremidades inferiores constituyen un importante problema social como consecuencia de su elevada prevalencia, los costes derivados del diagnóstico y tratamiento, la repercusión socio-laboral y la repercusión sobre la calidad de la vida.

    Representa una compleja situación diagnostica ya que su etiología o causa puede ser variada y en ocasiones múltiple por lo que puede necesitar la colaboración o abordaje de varios especialistas.

    El médico de atención primaria juega un papel clave en la decisión terapéutica y debe tener conocimientos y capacidad suficiente para conocer qué pacientes deben derivar a la atención especializada.

    Con una prevalencia entre el 0.1 y el 0.3%  que alcanza el 3% en personas de edad superior  a los 65 años la principal característica epidemiológica de las ulceras de las extremidades inferiores es su cronicidad y recidiva, correspondiendo la mayor causalidad de estas a un incorrecto diagnostico y por tanto tratamiento.

    Fundamentalmente se advierten 3 tendencias conceptuales;

    -          La primera es aquella que establece dos grupos etiológicos mayoritarios , las de etiología o causa arterial o venosa, con un tercer apartado que denomina ulceras de teología mixta.

    -          La segunda tendencia agrupa las ulceras de extremidad inferior en cuatro categorías etiológicas: venosa, arterial, neuropatía y vasculítica.

    -          Finalmente una tercera tendencia observa las clasificaciones en vasculares, neuropáticas, traumáticas , de decúbito, neoplásicas, metabólicas y un epígrafe de ¨misceláneas¨.

     

    Tratamiento de las Ulceras de las Piernas con Factores de Crecimiento

    La ulcera es una destrucción de la piel que independientemente de su origen traumático, vascular, diabético, neuropático…con o sin traumatismo previo la herida evoluciona muchas veces tórpidamente y con tendencia a la infección. Se impone un correcto diagnostico y rápida actuación terapéutica donde los factores de crecimiento (PRGh) nos proporcionan una enorme ayuda para su cicatrización.
    El procedimiento consiste en la extracción de una pequeña cantidad de sangre del paciente, su centrifugación en una máquina para seleccionar las plaquetas más ricas con las cuales se realiza un preparado que se infiltra en la ulcera o bien se aplica en forma de pomada.
    El resultado es espectacular, las resolución de la ulcera se acelera rápidamente consiguiendo que cicatrice.